Berlín, capital de Alemania, es una ciudad que nos pareció muy alternativa e interesante. Además tiene un montón de historia y qué mejor manera de conocer esa historia que paseando por sus calles. En este artículo os contamos qué ver y hacer en Berlín en 4 días.

La verdad que Berlín no nos llamaba mucho la atención, queríamos ir alguna vez, pero teníamos otros sitios muy por delante de ella en nuestra lista. Pero el destino, o mejor dicho, que los jefes de Unai nos dejaran su apartamento, nos llevó a ella y ¡nos encantó!, de hecho no me importaría nada nada volver.

Día 1, qué ver y hacer en Berlín en 4 días

Free Tour

Aquí empieza nuestro viaje por Berlín en 4 días, con un tour “gratis”, en el que te llevan por los principales lugares de la ciudad mientras te cuentan sobre la historia de la ciudad y otras curiosidades.

Free tour no quieren decir que sea gratis, sino que se le da al guía la cantidad de dinero que a ti te parece que merece en base a tu experiencia sobre el tour.

Estos fueron los sitios a los que nos llevó el tour.

  • Puerta de Brandeburgo
  • Búnker de Hitler
  • Monumento a los judíos de Europa asesinados (monumento al holocausto)
  • Checkpoint Charlie
  • Universidad Humboldt
  • Monumento conmemorativo de la Quema de Libros de 1933
  • El Muro de Berlín
  • Pariser Platz
  • Torre de telecomunicaciones
  • Sede de Luftwaffe (las fuerzas aéreas)
  • El Mercado de los Gendarmes (Gendarmenmarkt)

A nosotros nos encanta este tipo de tours y siempre que podemos los hacemos. Merece mucho la pena para conocer mejor la historia de la ciudad, aprender a orientarte y recibir algunos consejos. Por eso nosotros lo hicimos el primer día y es lo que recomendamos si te animas a hacerlo en Berlín o cualquier otra ciudad.

Puedes reservar el tuyo aquí abajo.

Free tour por Berlín

Tras el tour, que duró unas dos horas y media aproximadamente, y con el calor que hacía, nos fuimos a tomar una cerveza bien fresquita en el bar que hay en el jardín de la universidad de Humboldt. Que además estamos en un país de buenas cervezas así que si te gustan, es algo que no puedes dejar de hacer en Berlín.

Íbamos con un poco de ¨miedo¨ porque el guía del tour nos había dicho que a los alemanes no les gusta que les hagan preguntas en restaurantes y bares y que no todo el  mundo hablaba inglés. Sin embargo nuestras primera experiencia fue muy agradable. Queríamos una cerveza de trigo que nos encantan. Así tras dudar un poco, le pregunté al camarero por el tipo de cervezas y si tenían de trigo. El camarero, un hombre muy agradable que sabía inglés a la perfección, nos ayudó con agrado y simpatía.

Maurpark

Tras el tour y mucho pensar donde ir después nos dirigimos a Maurpark. No nos habíamos marcado una ruta para este viaje como en otros anteriores sino que decidimos improvisar sobre la marcha. 

Maurpark es el mejor lugar para ir un domingo en Berlín. Un parque lleno de gente, músicos, un mercado vintage, su propio karaoke al aire libre y muy buen rollo.

Nosotros dudamos si ir y nos encantó, lo recomendamos 100% si durante tu viaje a Berlín en 4 días quieres conocer parte de la vida local y no solo los lugares más turísticos. Un parque alternativo donde puedes relajarte, disfrutar del sol, el ambiente y escuchar cualquier tipo de música. Y además puedes ver parte del muro de Berlín.

Nosotros nos llevamos nuestro bocadillo y allí al sol, disfrutando de la música, comimos rodeados de ese ambiente tan chulo. Paseamos un poco por el parque y observamos la cantidad de personas que había en el karaoke, el cuál tuvimos que ver de lejos. También nos recorrimos el trozo de muro que queda de pie en el parque en el que cantidad de artistas callejeros dejan sus huellas.

Tras recorrer el muro y también el mercadillo vintage dejamos Maurpark para volver de nuevo al centro de la ciudad.

Barrio Judio

Tras coger el metro en Eberswalder Str. nos vamos hasta Naturkundemuseum dónde nos paramos a descansar y tomarnos un largo café.

Allí cogemos la calle Invalindenstr hacia lo que nosotros pensamos es el barrio Judío. Pero claro este es muy grande, y en vez de ir mirando el mapa, simplemente nos ponemos a callejear pasando por el museo natural y algún que otro edificio bonito. Pero no realmente por el centro del barrio judío. Callejeando llegamos al río y al otro lado del río nos encontramos con el barrio gubernamental que ya aprovechamos a visitar.

Si durante tu estancia en Berlín en 4 días realmente quieres pasear por el centro del barrio Judío, mejor bájate en una de estas paradas de metro: S Oranienburger Str; U Weinmeisterstr; U rosenthalen Platz o S Hackescher Markt. Y una vez en cualquiera de ellas ya sí callejea y piérdete por el barrio Judío de Berlín.

Barrio Gubernamental

Caminando llegamos al Barrio Gubernamental y al Reichstag dónde nos informamos de cómo podemos entrar reservando entrada en el mismo día si aún no la tienes.

Para subir a la moderna y nueva cúpula del Reichstag, hay que reservar online en esta página web. La entrada es gratuita. Si te interesa ir, trata de reservar con bastante tiempo de antelación, un mes mínimo. Nosotros fuimos a reservar con dos semanas de antelación y ya estaba todo completo.

Pero gracias al tour (por cosas como esta es bueno hacerlo el primer día) nos enteramos que yendo  en el mismo día puedes conseguir entradas.

Cuando nosotros llegamos al Reichstag eran alrededor de las 7.30 de la tarde y aún había gente esperando para comprar billetes para ese día o los días siguientes, pero ya no dejaban hacer cola.

Consejo: Lo mejor es ir a primera hora de la mañana cuando abren, de 8 a 10. A partir de las 10   no esperes una cola menor de mínimo una hora. 

Puerta de Brandemburgo

Una vez informados, nos dirigimos hacia la Puerta de Brandenburgo para verla y hacerle mil fotos tranquilamente, la habíamos visto anteriormente con el tour, pero nos apetecía volver más tranquilos.

La Puerta de Brandemburgo, símbolo por excelencia de la ciudad, es un imprescindible en tu viaje a Berlín en 4 días.

Tienda Ampelmann

Tras las fotos correspondientes, nos pusimos en busca de un restaurante que salía en la lonely planet. Buscando el restaurante pasamos por la típica tienda del famoso muñeco de los semáforos, el Ampelmann y ya aprovechamos para verla. Es una tienda muy divertida, aunque no quieras comprar nada merece la pena ir a verla.

El Ampelmann es otro icono de la ciudad.

El restaurante que buscábamos estaba vacío, nos pareció caro, y no había nada de lo que buscábamos en la carta así que decidimos no entrar y nos pusimos a buscar uno que nos habían recomendado en el tour. Solo sabíamos que estaba por Alexander Platz, no habíamos apuntado el nombre y se nos olvidó, pero allá fuimos.

Alexander Platz

Alexander Platz, “Alex” para los berlineses, es la plaza más grande y quizá también la más famosa de Berlín, centro neurálgico de la ciudad. Allí encontrarás la torre de telecomunicaciones y el reloj mundial de Berlín. Este último está en constante movimiento y muestra la hora de todo el mundo.

Dimos muchas vueltas buscando el restaurante y aprovechando para ver Alexander Platz pero no encontramos lo que buscábamos así que decidimos ir a otro sitio que salía en la guía pero ya estaba cerrado también.

Qué ver y hacer en Berlín en 4 días: Alexanderplatz
Alexanderplatz

Cuando volvimos a Alexander Platz donde habíamos visto algunos sitios que podían ser interesantes también estaban cerrados. Vaya que un domingo en Berlín más tarde de las 9.30 olvídate de cenar en la mayoría de los sitios. Para que lo tengas en cuenta.

Al final acabamos cenando en un restaurante cutre para turistas total, pero por lo menos probamos la típica Currywurst. Si te gusta el curry y las salchichas te encantará. La salsa de curry es un curry suave.

Para nosotros la gastronomía es parte imprescindible de cualquier viaje, así que durante nuestro viaje a Berlín en 4 días no podían faltar los restaurantes y los platos típicos.

Día 2, qué ver y hacer en Berlín en 4 días

Lo primero que hacemos hoy es ir a reservar las entradas para subir a la cúpula del Reichstag. Salimos temprano de casa y allí estábamos sobre las 8.30. Ya había algo de cola y nos tocó esperar alrededor de unos 20min.

Con nuestras entradas ya reservadas (piden dni y hablan varios idiomas) nos fuimos hacia Potsdamer Platz, lugar donde da comienzo el tour a Sachsenhausen.

Campo de concentración de Sachsenhausen

Esta vez el tour lo hicimos con Vive Berlín, otra empresa de tours. Todos los tours de esta empresa tienen un precio inicial, excepto el de Sachsenhausen que es “Gratis”. Das lo que crees que se merece el guía al terminar el tour, como os contamos al principio del post.

Sin embargo, este tour no está disponible todos los días. Si no os coincide el día que queréis hacerlo, o si preferís pagar un precio estipulado con anterioridad, podéis reservar aquí el mismo tour. Se hace todos los días excepto algunos lunes.

Nosotros por motivos de horario decidimos hacerlo con Vive Berlín, y la verdad que nos gustó bastante. Para hacer este tour tienes que tener un billete ABC de metro ya que Sachsenhausen está en la zona C del transporte de Berlín. También puedes ir a visitarlo por tu cuenta y allí coger una audioguía. Nosotros, personalmente, aconsejamos ir con un tour, ya que siempre será más ameno que una audio-guía y mucho más interesante que ir sin nada (audio-guía o tour). Esto último simplemente lo descartaría.

Os dejamos la página web oficial por si os apetece ir por vuestra cuenta. Solo está en inglés y alemán.

Las letras que se ven en la puerta de entrada dicen “El trabajo te hace libre” irónico, ¿verdad? Para mí es un lugar al que ir una vez en la vida y conocer las atrocidades de las que es capaz el ser humano, y no hace tanto tiempo… Visto uno, vistos todos. Salí de allí con una sensación de tristeza inmensa y en muchas situaciones e historias que nos contaba el guía, las lágrimas asomaban.

Un lugar verdaderamente triste, pero que es parte de la historia. Esperemos que sirva para que no se repita jamás.

Qué ver y hacer en Berlín en 4 días: Campo de concentración de Sachsenhausen
Monumento a los judíos caídos

Ya de vuelta en Berlín y dispuesta a recuperar la alegría, continuamos nuestro viaje en Berlín de 4 días, que nos está encantando.

En realidad no íbamos en busca de este famoso puente rojo, sino en busca de la East Side Gallery, o el famoso tramo del muro de Berlín pintado por una gran cantidad de artistas. Resultó que están al lado, así que sin quererlo matamos dos pájaros de un tiro (que expresión tan fea :S).

Tras hacernos una cantidad de fotos considerable con y al puente, comenzamos con el muro y sus maravillosas pinturas. Algunas más famosas que otras, pero la mayoría con bonitos mensajes que te hacen meditar y qué mejor lugar que escribir esos mensajes.

La East Side Gallery tiene una longitud de 1.3km, situada a lo largo del río Spree. Lo que tardes en recorrerla depende del tiempo que te pares observando cada una de las obras de arte que ahí allí.

Barrio de Kreuzberg

Tras la visita a la East Side Gallery, nos dirigimos al barrio Kreuzberg. barrio de los grafitis y (según la guía) el más moderno de Berlín. A nosotros nos pareció de todo menos moderno jaja. Pero tampoco estuvimos tanto tiempo en él como para descubrirlo a fondo.

Para nosotros es el barrio de los grafitis, alternativo y de inmigrantes. Allí encontrarás algunos de los grafitis más famosos de Berlín, te puedes tomar una buena cerveza en bares donde van los lugareños y descubrir parte de la Berlín menos turística.

Barrio de Kreuzberg

Tras perdernos por sus calles tranquilamente, observar su gente y su arte callejero, muchas veces escondido, nos sentamos en uno de los tantos locales tan apetecibles que nos hemos encontrado en este barrio a tomar una fresca cerveza.  Con el calor que hace entra de bien, y además estando en Alemania ¡que otra cosa se puede beber!

Cena en Zur Letzten Instanz

Tras la rica cerveza de trigo (mmm) nos vamos a cenar al restaurante Zur Letzten Instanz, un famoso restaurante donde han cenando una cantidad importante de personajes famosos. Pero nosotros no fuimos por eso. Fuimos por la comida típica que ofrecen y por el lugar, el cuál es una maravilla. Es como cenar en una antigua posada alemana, y antigua de verdad, ya que lleva abierta desde 1621.

Cenamos uno de los típicos platos berlineses (no, no son salchicas) codillo de cerdo a la brasa. BUENÍSIMO. También hígado de ternera que si os gusta buenísimo también, yo no sabía que era hígado así que me disgusté un poco cuando llegó, lo probé y me di cuenta que era hígado jaja. Me quedé con ganas de probar las albóndigas que también son muy típicas y dicen que exquisitas en este lugar. Para la próxima.

Este es el restaurante que el día anterior estaban cerrando cuando fuimos. Esta vez fuimos temprano por miedo a que nos pase lo mismo. Sin embargo, los lunes los restaurantes deben cerrar más tarde porque nosotros fuimos sobre las 9 pero siguió sentándose gente hasta las 10.30. Por lo que lo de cerrar tan pronto quizá solo se aplique los domingos. Por si acaso yo no me arriesgaba mucho que en Europa nunca se sabe, jaja.

El restaurante y la comida nos gustó muchísimo. Si tenéis oportunidad y os gusta probar comida típica cuando viajáis,  no dejéis de ir. Aunque un poco caro si viajas con bajo presupuesto, unos 25 euros por persona con cerveza. Para nosotros mereció la pena.

Día 3, qué ver y hacer en Berlín en 4 días

Palacio y parque de Sanssouci

Hoy nos vamos de excursión a las afueras de Berlín, al Versalles berlinés, al Palacio y Parque de Sanssouci.

Este palacio está situado a unos 24 km de Berlín, en la localidad de Potsdam, un bonito y pequeño pueblo a las afueras de Berlín. Nos quedamos con ganas de conocerlo por lo poco que vimos desde el autobús que nos llevaba a Sanssouci.

Si tienes tiempo y en tu visita a Berlín en 4 días te apetece conocer este bonito pueblo, puedes hacerlo por libre o si prefieres conocerlo un poquito más a fondo aquí puedes reservar un tour con guía incluída en español que te llevará tanto por el pueblo como por los jardines.

Una vez en el parque empezamos por el Palacio de Sanssouci. Un precioso palacio con una cúpula azul y unos jardines en escalera que le dan un encanto especial. Es el más bonito e importante de los jardines, de ahí su nombre.

Con mapa en mano nos recorremos todo el parque de edificio en edificio. Se puede entrar en los edificios pero hay que pagar entrada. Nosotros no entramos en ninguno.

Parque Sanssouci

Otro de los palacios que nos gustó mucho fue el Palacio Nuevo, un palacio de estilo rococó muy ostentoso.

Y también los baños romanos, aunque pequeños, le da un toque especial a este parque alemán.

La visita al parque merece la pena no solo por los edificios y palacios. También por el parque en sí y los jardines que te encuentras en él.

Un bonito lugar en el que pasar un alegre día soleado y visitar algo muy diferente de lo que encuentras en Berlín. A mi particularmente me gustó mucho, aunque no iría si tuviera menos de 4 días en Berlín o fuera en invierno.

¿Cómo llegar?

Para llegar hasta allí también tenemos que comprarnos zona  ABC del metro como cuando fuimos a Sachsenhausen. Primero tenemos que llegar hasta Potsdam, puedes ir en metro hasta la parada de S Potsdam Hbf, o en el tren de cercanías que es más rápido y vale lo mismo. Nosotros lo hicimos a la vuelta y se tarda mucho menos.

Una vez en Potsdam, hay que coger el autobús local número 695 o 606 justo a la salida de la estación hasta la parada Schloss Sanssouci

Dentro de la estación hay gente con mapas del parque que te los dan gratis intentando venderte uno de esos autobuses turísticos, nosotros no cogimos el autobús pero el mapa nos vino genial.

Aeropuerto abandonado Berlín -Tempelhof

Tras una pequeña siesta en el tren de cercanías ponemos rumbo al aeropuerto abandonado de Berlín -Tempelhof.

Nos habían dicho que estaba guay recorrerlo en bici e intentamos alquilar una para ir hasta allí en bici. En la zona en la que estábamos no encontramos ningún sitio que alquilaran bicis.

Nos cogimos el metro y nos bajamos en la parada de metro U Boddinstr que nos recomendó el guía del primer tour para llegar hasta allí. Sin embargo, si queréis ir a visitar este aeropuerto os recomendamos que vayáis a la parada U Paradestr, o a U Tempelhof, están mucho más cerca del aeropuerto caminando y además por esa entrada al aeropuerto hay un puesto que alquilan bicis. Nosotros lo descubrimos al salir ya que cruzamos el aeropuerto y salimos por allí.

Consejo: para visitar este aeropuerto bájate en la parada de metro U Paradestr o a U Tempelhof.
Qué ver y hacer en Berlín en 4 días: Aeropuerto abandonado Berlín -Tempelhof
Pista de despegue en el aeropuerto abandonado.

Tras andar unos 15 minutos desde la parada del metro llegamos a una de las entradas del aeropuerto. Nos lo recorrimos andando, 2 kilometros de pista, después de la reventada de todo el día, nos dejó destrozados jaja. Cuando llegamos al otro lado y ver que había un puesto de alquiler de bicis, fue una decepción total :(.

Qué ver y hacer en Berlín en 4 días: Aeropuerto abandonado Berlín -Tempelhof
Carmela y Unai en el aeropuerto abandonado.

El aeropuerto es muy interesante. Está guay caminar por esas pistas inmensas, ver restos de aviones o las antiguas terminales. También hay un jardín-huerto de diferentes personas que tienen como pequeñas parcelas donde cultivan o simplemente se han montado un chill out con palés, sillas o mesas antiguas de madera y otros varios y curiosos objetos. Un lugar para no perderte durante tu viaje a Berlín en 4 días.

Aeropuerto abandonado Berlín -Tempelhof
Huerto en el aeropuerto abandonado.

Tras este paseito  nos merecemos una buena cerveza. Nos vamos a un bar que teníamos apuntado que hacen su propia cerveza, lo cuál nos encanta.

Cerveza y descanso en Hops & Barley

Se llama Hops & Barley y realmente merece la pena ir allí a beberse una cerveza. Además de estar buenísimas no es para nada un sitio turístico. Un lugar de luz tenue donde charlar en un buen ambiente para nada ruidoso. No te sorprendas si alguien te pide compartir mesa contigo si te sobra espacio, es algo normal allí.

Cena en Spätzle & Knödel

Tras la cerveza nos vamos a cenar a otro restaurante alemánSpätzle & Knödel. Aquí podemos probar comida alemana típica del sur. Un lugar tranquilo y trato agradable (otra vez negamos lo que nos dijo el guía sobre preguntar a los alemanes en los restaurantes). Comida exquisita, barata y recién hecha y además también tienen buenas cervezas y la carta en español :). Volvería sin duda.

Día 4, qué ver y hacer en Berlín en 4 días

Subida a la cúpula del Reichstag

A las 8.45 ya estamos en Reichstag para subir a su cúpula. Hemos tenido unos días geniales y justo hoy que subimos está lloviendo así que las vistas no son muy buenas.

Con la entrada al Reichstag tienes una audio-guía en español, o el idioma que elijas, también gratuita. La audio-guía te va explicando los edificios que se ven desde ella y también parte de la historia del Reichstag.

Cúpula de Reichstag
Vistas desde la Cúpula de Reichstag
Cúpula de Reichstag
Carmela y Unai dentro de la Cúpula de Reichstag

Cuando acabamos sigue lloviendo así que nos cogemos el metro para irnos a la Isla de los museos y pasar la lluvia en uno de ellos.

Isla de los Museos

Isla de los museos

Una isla rodeada por el río Spree en la que se encuentran muchos de los museos más famosos e importantes de Berlín. Puedes pasarte todo el día de museo en museo e incluso tienen entradas con descuento si las coges para ir a varios. Además la zona es preciosa.

 Isla de los museos

Es un lugar muy bonito simplemente para pasear por allí y observar los majestuosos y antiguos edificios de los museos.

La Dom

En esta isla también encontramos La Dom, la famosa catedral de Berlín, uno de los monumentos que más me han gustado de esta ciudad.

Pergamonmuseum

Tras decidir si visitar uno o dos museos, entramos solo en Pergamonmuseum. Nos habían dicho que no podíamos perdérnoslo. Nos quedamos con ganas también de visitar el museo Neues, pero no tenemos tanto tiempo. Además nos resultan un poco caros, más si no tienes el tiempo suficiente para verlos tranquilamente.

El Pergamonmuseum es increíble. Si te gusta la cultura griega, romana, babilónica y de Oriente Medio no te lo puedes perder. Increíbles monumentos y objetos de la antigüedad que te hacen volar en el tiempo. En este museo también te dan una audio-guía en el idioma que elijas con la entrada y te va explicando lo que tu elijas escuchar.

Museo Pergamonmuseum
Qué ver y hacer en Berlín en 4 días: Museo Pergamonmuseum

No es un museo muy grande y en un par de horas te lo ves entero y sin prisas.

Precio: 12€, gratis para menores de 18 años.

Horario: De 10:00h a 18:00h. Lunes cerrado

Comida en Schwarzwaldstuben

Tras el museo y un paseo por la Isla de los museos, nos vamos a comer a un restaurante que nos había recomendado un amigo y que también salía en la guía. Doble recomendación será algo bueno. En efecto, el restaurante, situado en el barrio judío, se llama Schwarzwaldstuben. Un restaurante (que por cierto no aceptan tarjetas no alemanas :S) con una decoración muy chula inspirada en un bosque. Con plantas por la paredes, animales y objetos de madera pertenecientes a una historia de bosque. La comida exquisita y diferente de la típica alemana, más bien es cocina alemana moderna. El trato genial y además música de fondo española, que más podemos pedir jaja.

Nikolaivertel o el barrio de Nikolai

Tras reponer fuerzas nos vamos a visitar el pequeño barrio de Nikolai, al lado de la isla de los museos. El barrio Nikolai es el barrio más antiguo de Berlín, con un encanto especial que te enamorará a pesar de lo pequeño que es. Calles coloridas y medievales que te transportan a la antigua Alemania.

Qué ver y hacer en Berlín en 4 días: Barrio de Nikolai

Allí nos tomamos un delicioso helado al sol al lado del río Spree para despedir nuestro viaje de Berlín en 4 días. Ya es casi la hora de irnos hacia el aeropuerto, pero aún nos queda algo que ver.

Sony Center

Teníamos planeado ir de noche que es lo especial de este lugar. Durante nuestra estancia en Berlín anochecía muy tarde y cada día después de cenar, con todo el cansancio, se nos pasaba.

A pesar de haber pasado varios o todos los días por allí (está en Potsdamer Platz) no habíamos entrado esperando a ir de noche. Pero llegó el último día y no habíamos ido, así que antes de coger el metro para el aeropuerto nos fuimos a verlo.

Se trata de un moderno conjunto de edificios comerciales, con un techo de cristal iluminado con miles de colores por la noche. Por el día un lugar súper moderno con pantallas gigantes, edificios altos de cristal, restaurantes y tiendas donde pasar el día.

Qué ver y hacer en Berlín en 4 días: Sony Center

Tras el Sony Center, un par de fotos con trozos del muro que hay en Potsdamer Platz y con mucha pena de dejar Berlín, nos vamos al aeropuerto.

Berlín nos ha encantado. Nos hubiésemos quedado 2 o 3 días más para disfrutar a fondo de la ciudad, recorrer sus calles y barrios tranquilamente, conocer más su historia y visitar algún que otro museo. Pero el tiempo se terminó.

Otros tours y actividades que realizar en Berlín

Si quieres conocer mejor Berlín o profundizar más en la historia de la ciudad, puedes echar aquí un vistazo a todos los tours disponibles en Berlín que los hay muy interesantes.

ORGANIZA TUS VIAJES (CON DESCUENTOS)

Booking: Reserva aquí tus alojamientos y así nos ayudas con el blog.

Housesitting: 25% de descuento en tu membresía al darte de alta.

Airbnb: alójate en apartamentos.

Iati: 5% de descuento en tu seguro de viajes, sin el cuál no deberías viajar.

Skyscanner: Compara y reserva aquí los vuelos más baratos.

Consultoría: Nosotros mismos te ayudamos con tu viaje.

Civitatis: Reserva aquí tus actividades.

Revolut: Nuestra tarjeta favorita para viajar.

Rentalcar: Alquila aquí el coche para tu próximo road trip.

7 Comments

  1. Muy bueno! Me habria gustado leer tu blog antes de ir a Berlín…. Me lo ajeno para la próxima!!

    • Hungerfortraveling Reply

      Muchas gracias Martín! Nos hace mucha ilusión tu comentario y nos alegramos que te haya gustado. El blog aún está en obras, acabamos de empezar así que quedan muchas cosas por contar… Gracias ?

  2. Maria Corchete Reply

    Unai y Carmela, hoy tuve la reunión anual de mi empresa y esta frase me hizo reflexionar “La vida es un viaje, el como vivirlo es una decisión personal” Luis Galindo fue uno de nuestros ponentes. Entonces me acorde de las experiencias que compartimos juntos en Londres y que hoy forman parte de mi. Gracias! Sois un ejemplo de superación,invito a todo el mundo a seguir Hungerfortraveling.com a direfecia del resto os define la generosidad. Un fuerte abrazo amigos!

  3. por fin lo he visto y leido que bonito y muy muy bien explicado, y me hago la idea que alli estuve yo, bueno cuando vaya ya no necesito organizarlo solamnente miro tu bloc y ya esta
    BRAVO

    • Hungerfortraveling Reply

      YUJUUUUU Me alegro que te haya gustado 😀 😀 😀

Write A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.